Postales desde el quinto B, número 33

No tengo tiempo para gramear

Enseñando a todo el juego cómo negociar

—C. Tangana

Me pasa como a Pucho en la canción, no tengo tiempo para postalear. Sin embargo, quería enviar este momento efímero de luz solar y agradecer la generosidad de la semana pasada compartiendo la reflexión y las postales. Sinceramente, no me lo esperaba. Si hoy me sintiese optimista y confiado en cuanto a mi disponibilidad de tiempo —no es el caso—, creo que podría poner en marcha las entrevistas que tanto tiempo llevo comentando por aquí. Espero hacerlo pronto. Y tú, ¿qué harías si dispusieras de más tiempo para hacer cosas distintas a las que vienes haciendo últimamente?

¡Gracias por leerme! Si te ha gustado esta postal, échame una mano: dale al ♥️ y compártela por email o en redes sociales con otras personas a las que les pueda gustar.

A.


🎞  Yelo

🎞  Tiempo

🎞  100k pasos

🎞  Para repartir

🎞  Pa' llamar tu atención